Sobre las Licenciaturas y los FPs

Licenciatura o FP

Estudio superior de MASTER.

Reflexionando:

Esto que voy a contar es una historia real, que me ha llamado la atención y me gustaría compartir con todos vosotros.

Tras una herencia forzosa heredé una vivienda que decidí poner en alquiler, y en febrero de 2017 y tras un año y tres meses de estar la vivienda alquilada, la inquilina se tuvo que marchar porque no le renovaron el contrato de trabajo en prácticas de un año de duración. La chica en cuestión es ingeniera agrónoma y tiene 27 años. Era su primer trabajo.

En marzo de 2017, un mes después, vuelvo a poner el anuncio de alquiler y se presentan 5 personas, que paso a describir a continuación:

Juan, la primera persona que viene a ver el apartamento, es un chico de 35 años que se presenta como ingeniero industrial. A lo que yo digo, Guau!, un tío con pasta, ¿no? Le pregunto cuánto tiempo lleva trabajando y me contesta que lleva un mes, pero que puede presentar un contrato indefinido. Después de hablar durante bastante tiempo con Juan, me reconoce que es su primer trabajo como ingeniero industrial.

A continuación aparece Pablo, un chaval muy majo, que se presenta con su madre y hermana, ambas encantadoras. Pablo es ingeniero de minas y acaba de firmar un contrato por 1 año de duración. Tiene treinta y pico años y es ingeniero, y tiene trabajo "asegurado" para un año, después...no se sabe.

Rosa es la tercera de la lista, una chica de 23-25 años que se presenta "sin nóminas" y con dos contratos de trabajo. Entre semana trabaja de limpiadora y los fines de semana en un bar de camarera. Como no me enseña ninguna nómina me tengo que fiar de su palabra cuando me dice que entre los dos contratos gana 750 euros al mes

Yo pienso, puff..., si el piso está puesto en 375 euros/mes a esta chica se le va medio sueldo en el alquiler, así que la descarto porque veo una alta probabilidad de que no pueda pagarme algún mes.

A las 8 de la tarde aparece Santiago, una persona humilde, de pueblo, que inspira bondad y confianza. Santiago tiene 26 años. Hizo un FP de mecánica y justo al acabar sus estudios de FP lo contrataron en una empresa de transporte como mecánico, y lleva trabajando desde entonces, 7 años de antigüedad para ser exactos.

Santiago tiene contrato indefinido desde el comienzo y asegura que es un trabajo con mucha estabilidad, así que podemos estar tranquilos que estará de alquiler una larga temporada. 

A última hora de la tarde aparece Nacho, 30 años, licenciado en derecho. No pudo quedar antes porque trabaja todos los días hasta casi las 9 de la noche. Nacho llega con un contrato de trabajo de 2 años de duración, sin posible continuidad, pero asegura que está estudiando (a la vez que trabaja) unas oposiciones. Obviamente, como tiene un contrato de 2 años de duración sólo nos puede asegurar una estancia por 2 años. Transcurrido ese tiempo posiblemente Nacho se marche y tengamos que volver a poner el piso en alquiler.

Finalmente me he decantado por Santiago, el chico que estudió una FP y gracias a eso con sus 26 años tiene una muy buena estabilidad laboral, pero no dejo de pensar como es posible que haya tantos titulados universitarios que todavía no tengan un trabajo estable, ni vistas a tenerlo.

Artículo realizado por Hugo Pérez González, el 25/03/2017.

 

 

Etiquetas