El aceite de palma entra en la lista negra de alimentos cancerígenos.

El aceite de palma entra en la lista negra de alimentos cancerígenos

Fruto de la palma, del cual se obtiene el aceite.

Noticia publicada en la EFSA el día 03/05/2016. Para ver la noticia original pincha aquí. Esta noticia ha sido traducida por Hugo Pérez González, ya que el texto original está en inglés.

Nada más y nada menos que la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (o también conocida por EFSA por sus siglas en inglés) ha reconocido al "aceite de palma" como probable cancerígeno, veamos lo que dice la noticia:

Se procesan contaminantes en aceites vegetales y en algunas comidas

Durante el procesado del aceite de palma y también de otros aceites vegetales, margarinas e incluso comida precocinada, se han encontrado contaminantes que plantean potenciales problemas de salud para los consumidores habituales, independientemente de su edad.

La EFSA evaluó los riesgos para la salud pública de las siguientes sustancias: Ésteres de ácidos grasos de glicidilo (GE), 3-monocloropropanodiol (3-MCPD) y 2-monocloropropanodiol (2-MCPD) y sus ésteres de ácidos grasos. Estas sustancias se forman durante la elaboración de determinados alimentos, en particular cuando se refinan aceites vegetales a altas temperaturas (aproximadamente a 200 ºC o más).

Los niveles más altos de GE, así como de 3-MCPD y 2-MCPD (incluyendo ésteres) se encontraron en aceites de palma y grasas de palma, seguido por otros aceites y grasas. Para los consumidores con la edad de 3 años y superiores, las margarinas y los "pasteles y tortas" fueron las principales fuentes de exposición a todas estas sustancias.

Ésteres de ácidos grasos de glicidilo - genotóxicos y cancerígenos

El comité científico de la EFSA consideró evaluar la toxicidad del glicidol, un compuesto pariente del éster de glicidilo, al suponer que todo el éster de glicidilo que llega al organismo tras su ingestión se metaboliza en glicidol.

El resultado fue alarmante, pues la Dra. Helle Knutsen, presidenta del comité científico de la EFSA, dijo: "Existe evidencia suficiente de que el glicidol es genotóxico y carcinógeno, por lo tanto no podemos establecer un nivel seguro para la ingesta de ésteres de ácidos grasos de glicidilo".

Al evaluar las sustancias genotóxicas y carcinógenas que están presentes involuntariamente en la cadena alimentaria, la EFSA calcula un "margen de exposición" para los consumidores. En general, cuanto mayor sea el margen de exposición, menor será el nivel de preocupación de los consumidores.

El grupo llegó a la conclusión que los ésteres de ácidos grasos de glicidilo (GE) son un problema potencial de salud para todos los jóvenes con exposiciones medias y para todo el mundo cuya exposición a estas sustancias sea elevada.

"La exposición a la GE de los bebés que consumen exclusivamente fórmula para lactantes es una preocupación particular, ya que es hasta diez veces lo que se considera de baja preocupación para la salud pública", dijo la Dra. Knutsen.

El examen del comité científico reveló que los niveles de GE en los aceites y grasas de palma se redujeron a la mitad entre 2010 y 2015, debido a las medidas voluntarias adoptadas por los productores. Esto ha contribuido a una importante caída en la exposición de los consumidores a estas sustancias.

Niveles de exposición seguros para el 3-MCPD; Datos insuficientes para el 2-MCPD

"Hemos fijado una ingesta diaria tolerable de 0,8 microgramos por kilogramo de peso corporal al día (μg/kg pc/día) para el 3-MCPD y sus ésteres de ácidos grasos, basados en evidencias que relacionan esta sustancia con el daño a órganos en ensayos con animales" , explicó la Dra. Knutsen. Añadió que "la información toxicológica es demasiado limitada, sin embargo, para establecer un nivel seguro de 2-MCPD".

Estimaciones promedio y altas exposiciones estimadas para el 3-MCPD de ambas formas para grupos de edad jóvenes incluyendo adolescentes (hasta 18 años de edad) exceden el TDI y son una preocupación potencial para la salud.

El aceite de palma es un importante contribuyente a la exposición a 3-MCPD y 2-MCPD para la mayoría de las personas. Los niveles de 3-MCPD y sus ésteres de ácidos grasos en los aceites vegetales no han variado en los últimos cinco años.

¿Qué pasará después?

Esta evaluación de riesgos informará a los gestores de riesgos de la Comisión Europea y de los Estados miembros que regulan la seguridad alimentaria de la UE. Utilizarán el asesoramiento científico de la EFSA para estudiar la forma de gestionar los posibles riesgos para los consumidores de la exposición a estas sustancias en los alimentos. El Grupo ha formulado también varias recomendaciones para seguir investigando para colmar las lagunas de datos y mejorar los conocimientos sobre la toxicidad de estas sustancias, en particular la 2-MCPD, y sobre la exposición de los consumidores a ellas a través de los alimentos.

Etiquetas